¿Por qué preferimos la Mediación?

1.-  La confidencialidad es uno de los principios básicos de la Mediación, garantizados por Ley.  La participación en una mediación, lo que en ella se trate, la información y documentos obtenidos en ella, no pueden ser utilizados posteriormente en procedimientos judiciales, es un proceso seguro, igualmente, el mediador no podrá ser llamado a declarar como testigo.

2.- La Mediación permite mantener el control sobre la solución.  Nadie decide por las personas cuál es la mejor solución a su problema, salvo los propios afectados.

3.- La Mediación mantiene y mejora las relaciones interpersonales.  En la Mediación se colabora en buscar una solución, no cabe la confrontación.

4.- La Mediación es rápida por principio y se desarrolla en el mínimo de sesiones posible, además, tú pones las fechas y la duración del procedimiento.  Es más barata porque no genera costes judiciales, ni abogados, ni procuradores, ni exige más profesionales ni más intervenciones que las que  decidan los participantes.  Es más eficaz y más satisfactoria porque las soluciones están realizadas a medida, en función de las características  y necesidades de cada problema y se desarrolla en un lugar cómodo que invita al diálogo y al trabajo, no en la sede de un juzgado.

5.- La Mediación se adapta a tus necesidades específicas y las da solución, por eso los acuerdos alcanzados a través de un proceso de Mediación se caracterizan por un alto grado de cumplimiento y perduran.  Además tú marcas el calendario, el lugar y el horario en el que se realiza.

6.- En Mediación  todos los participantes ganan, no existen vencidos porque se mantiene el equilibrio de las partes en disputa y ninguna pierde.  Se establecen las negociaciones en base al principio colaborativo “ganar-ganar”.

7.- La Mediación está regulada, amparada e impulsada por los poderes públicos y la Administración de Justicia  española.  Además de la normativa Europea, la Ley 5/2012 de Mediación para Asuntos Civiles y Mercantiles establece el marco legal de funcionamiento de la Mediación para solucionar disputas en estos ámbitos y es un hecho la extensión de esta práctica para resolver conflictos en otros sectores.

8.- La Mediación es un método utilizado en otros países como EEUU, o Canadá hace más de 30 años,

en ellos es impensable iniciar un proceso judicial sin haber intentado antes una mediación.  En algunos países de nuestro entorno europeo, la mediación es obligatoria.  El auge de la mediación es nuestro país aumenta considerablemente y un alto número de personas que la han probado repiten…

9.- La Mediación deja la puerta abierta a otras vías en caso de que  el acuerdo haya sido parcial, o no se haya logrado.  Antes, durante o después del procedimiento judicial se puede acudir a mediación.  Incluso durante un procedimiento judicial se paralizan los plazos si las partes deciden acudir a un procedimiento de mediación.  Para acudir a un arbitraje o a los tribunales, siempre hay tiempo.

10. La Mediación consigue soluciones más creativas, más ricas y más completas porque sólo los que participan en ella o están afectados por el problema conocen a fondo y con detalle sus necesidades y saben cuál es la solución más satisfactoria para ellas. En mediación además se trabaja en otro plano, donde se da cabida a múltiples opciones.

Y sobre todo…. La decisión es TUYA……